Selección de aplicaciones SaaS. Evolución

 

Dentro de la serie Selección de aplicaciones de negocio SaaS. Puntos clave no podían faltar aquellos relativos a asegurar la evolución adecuada del servicio que esperamos recibir una vez puesto en marcha dicho servicio, o dicho de otra forma, de la elasticidad de la aplicación para adaptarse a las necesidades cambiantes que seguro va a tener nuestra empresa.

Por eso deberemos pedirle al proveedor de la aplicación información sobre:

Evolución de funcionalidades:

Cómo nos va a asegurar el proveedor que su aplicación evoluciona tecnológica y funcionalmente con el mercado/sector y con nuestras necesidades específicas. Concretamente:

  • Qué plan de producto, road map, tiene establecido: módulos, funcionalidades nuevas, etc. Atención a la frecuencia de actualización que, como ya se mencionó en la entrada de esta serie correspondiente a Multi-tenancy, debería ser mayor que la de una aplicación tradicional.
  • Qué garantías nos da de adaptación a cambios a la legislación vigente, especialmente importante en aplicaciones financieras y de RRHH.
  • Respecto a la evolución de las funcionalidades específicas de nuestra empresa (ya sea mantenimiento evolutivo o despliegue de nuevos módulos y/o funcionalidades) hay que pedir que, como se comentó en la entrada correspondiente al inicio del servicio, pueda ser liderado por la propia empresa, preferentemente por usuarios del negocio -sin dependencias de personal del área de IT-, por ejemplo mediante la disponibilidad de un catálogo de plantillas de procesos sectoriales y horizontales que puedan ser desplegadas por usuarios no técnicos, activación/desactivación de funcionalidades pre-existentes a demanda y con un Sandbox para pruebas para así no afectar al sistema en producción.

Todos estos puntos no son exclusivos de una aplicación SaaS evidentemente pero es de esperar que sean más asequibles que en las aplicaciones tradicionales por lo ya mencionado anteriormente de que la arquitectura de la aplicación SaaS ya debería haber sido diseñada con estas consideraciones.

 

Escalabilidad y rendimiento:

Hay que considerar que al ser un modelo SaaS vamos a tener que compartir las infraestructuras con otras empresas. Debemos por tanto asegurarnos de conocer qué medios, tecnologías, metodologías, etc. tiene el proveedor para acomodar picos en el número de transacciones en el sistema, ya sean las previsibles (por ejemplo cierres de mes, facturaciones masivas mensuales, etc.) como las no previstas (un nuevo cliente por ejemplo).

Otra vez hay que recordar que tenemos que estar seguros que el modelo tecnológico del proveedor es sostenible y viable, no sólo desde el punto de vista tecnológico sino también desde el punto de vista económico.

A nadie le va a gustar que se caiga el sistema, o vaya lento, porque la empresa de al lado ha lanzado su proceso de facturación mensual o el proveedor entre en riesgo de quiebra por las inversiones que tiene que realizar para acomodarse al volumen de transacciones que trae un nuevo cliente. Por eso modelos de infraestructura elásticos basados en IaaS de terceros serán recomendables en principio ya que permitirán esa escalabilidad de forma lineal (aunque no olvidemos los temas legales, como se comentará posteriormente en la entrada correspondiente a privacidad)

 

Escalabilidad de usuarios:

Otro elemento a atar en corto es cómo se gestiona el crecimiento y decrecimiento de usuarios de la aplicación para acomodarse a la dinámica de la empresa. Un ejemplo extremo sería el de una empresa sujeta a una alta temporalidad, donde en la temporada alta sube el número de usuarios.

Debemos por tanto tener controlados aspectos como:

  • Como varían los costes según el nº de usuarios (me extenderé más sobre esto en la entrada de la serie correspondiente a costes)
  • Facilidad de replicar/desactivar usuarios, roles, etc. No tendría mucho sentido en un entorno dinámico y ágil como el que se supone que es un entorno SaaS que poner en marcha un  nuevo usuario sea costoso.

Y es que nunca hemos de perder de vista  que si estamos barajando una aplicación SaaS es porque nos preocupa, entre otras cosas, la elasticidad de la solución, tanto para crecer como para decrecer.

 

El resto de la serie y otras entradas relacionadas: Selección de aplicaciones de negocio SaaS. Puntos clave

 

Foto Refueling de K. Merwin

One thought on “Selección de aplicaciones SaaS. Evolución

  1. Pingback: Selección de aplicaciones SaaS de negocio. Puntos clave. Costes variables | NodoTIC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web y subdominios asociados utilizan cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies