Avances en la implantación de ERPs

laberintoLa Universidad de Arizona ha descubierto un novedoso y original método para implantar ERPs sin pasarse del presupuesto. El método consiste básicamente en que “el sistema se arranca en la fecha prevista esté como esté. Ya iremos arreglando internamente y sobre la marcha (on the fly que dicen ellos) lo que vaya saliendo”.

La base racional sobre la que se sustenta el “método” es que “ya que es imposible arrancar un ERP sin que luego haya problemas, no retrasemos el momento de dicho arranque, ya que esa es la razón principal de las desviaciones de presupuesto” – sobre todo en facturas de consultores.

No les ha ido demasiado bien ya que incluso tuvo que intervenir la policía para proteger las instalaciones ante los trabajadores amotinados que no cobraban (una de las cosas que “no estaba fina” en el arranque era el módulo de nóminas – grave error donde los haya, porque un usuario puede aguantar que la contabilización de facturas le “casque”, pero eso de no cobrar su nómina…)

En principio, el ahorro se obtiene básicamente de evitar los honorarios extras de los consultores por extensión del proyecto (magnífica frase para meter otra factura) pero quedarse en eso me parece un poco miope – sí es cierto que en facturas de consultores se habrán ahorrado un pico pero ¿cuáles son los costes asociados a la falta de rendimiento del personal durante el periodo de estabilización?. La diferencia es que un coste se materializa en facturas y el otro es más difícil de cuantificar.

De todas formas y aunque aparentemente puede parecer una aberración, en algún caso podría tener sentido, ya que ¿qué pasa si el coste de consultor y el interno se compensan?… puede que en un organismo público sí (ya que no se van a perder ventas sobre todo). Quizá esté aquí la clave de la decisión del “innovador” que lo tiró p’alante (casi me lo imagino vestido de Cowboy y pegando un tiro al aire)

¿Y el implantador del ERP? pues que podrá poner de forma muy destacada en sus referencias un proyecto que cumplió el presupuesto, pero me imagino que en su fuero interno debe estar reconcomiéndose por los honorarios por ampliaciones del presupuesto que se le han escapado.
De hecho, Oracle que es el implantador, ya lo ha colgado como un caso de éxito en su Web.

Nota: después de releer el post he visto que he utilizado repetidamente el palabro “arrancar” – para los que no estéis muy puestos en esto de los ERPs, arrancar significa en la jerga de la profesión algo así como poner en marcha.

Leído en Bizarre ERP implementation experiment at Arizona State

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web y subdominios asociados utilizan cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies