Nada automático

 

tiempos modernos

 

No quiero nada automático, que el sistema proporcione toda la información disponible. El usuario ya decidirá qué hace y que el sistema lo registre para su trazabilidad, en todo caso. No quiero otra cosa, ya somos todos mayorcitos

 

Esta afirmación de un cliente, enunciada en una reunión de toma de requerimientos para un nuevo sistema de información de gestión empresarial, me ha hecho despertar una reflexión que tenía larvada desde hace tiempo:

¿Qué es preferible, que el sistema de información guíe al usuario de forma automática o que el propio usuario decida que hace con toda la información?

¿Workflow automático que dirige al usuario por el proceso de negocio o un usuario que decide en todo momento por donde fluye el proceso?

 

Piénsatelo bien antes de responder porque la pregunta/respuesta tiene una profunda carga conceptual, por no decir ideológica:

  • Sistema vs Persona
  • Empoderamiento de los individuos
  • Confianza
  • Formación
  • Cortoplacismo
  • Visión de(l) equipo

Y con todas las matizaciones que se te ocurran:

  • Procesos con intervención humana
  • Habrá procesos donde sea más viable o tenga más sentido que en otros
  • Capacitación de la persona
  • Situación de la organización

***

Si este contenido te ha gustado te agradecería que lo compartieras y dieras difusión. Y por supuesto que estaré encantado de conocer tu opinión (en los comentarios mejor, así lo compartimos entre todos).
Y si necesitas ayuda o soporte en temas relacionados con los contenidos de este blog no dudes en contactarme. En cualquier caso gracias por tu visita y tiempo.

 

El problema del doce que parpadea

Doce que parpadea

En su libro In the Beginning was the Command LineNeal Stephenson (más conocido por su novela Criptonomicón) describe lo que él denomina the blinking twelve problem o en castellano según mi libre traducción, el problema del doce que parpadea.

Este problema, utilizado en entornos de desarrollo de software, se refiere a la situación que se produce cuando una funcionalidad de un software no se utiliza, o deja de utilizarse, por la complejidad de su interfaz gráfica. El término, muy bien traído en mi opinión, se acuñó en alusión al reloj digital de esos reproductores de video (o cualquier aparato electrónico con reloj digital) que nadie pone en hora por lo complicado que resulta hacerlo y que, en consecuencia, está siempre parpadeando.

En los proyectos de software de gestión empresarial, por centrarnos en uno de los temas de este blog, esta situación se produce también: Pantallas que no se entienden, transacciones con demasiados pasos, iconos que engañan o hacen lo contrario de lo que esperas cuando los pinchas,  consultas/reports/gráficos con tanto dato que hace que la información útil quede escondida… y todo esto provoca, aparte del despilfarro de recursos, que el usuario se busque vías alternativas para trabajar con el sistema, o peor, fuera del sistema, por ejemplo con el excel silvestre que todo usuario tiene).

La solución pasa por diseñar buscando la simplicidad, eliminar todo lo superfluo, cuestionar cualquier cosa que no aporte algo de valor (otro tema es saber qué es valor en cada momento), buscar vías alternativas a lo que parece inevitablemente complejo, … en definitiva adoptar enfoques lean y ágiles.

***

[off-topic] si te gusta la ciencia ficción con toques techie-frikis no puedes dejar de leer Criptonomicón.

[Cita original de Neal Stephenson]

But because the VCR was invented when it was–during a sort of awkward transitional period between the era of mechanical interfaces and GUIs–it just had a bunch of pushbuttons on the front, and in order to set the time you had to push the buttons in just the right way. This must have seemed reasonable enough to the engineers responsible for it, but to many users it was simply impossible. Thus the famous blinking 12:00 that appears on so many VCRs. Computer people call this “the blinking twelve problem”. When they talk about it, though, they usually aren’t talking about VCRs

***

Si este contenido te ha gustado te agradecería que lo compartieras y dieras difusión. Y por supuesto que estaré encantado de conocer tu opinión (en los comentarios mejor, así lo compartimos entre todos).
Y si necesitas ayuda o soporte en temas relacionados con los contenidos de este blog no dudes en contactarme. En cualquier caso gracias por tu visita y tiempo.

Requerimientos y detalle

 

Cartografía impresa en la colección de la Biblioteca de Mafra

 

En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal Perfección que el Mapa de una sola Provincia ocupaba toda una Ciudad, y el Mapa del Imperio, toda una Provincia. Con el tiempo, estos Mapas Desmesurados no satisficieron y los Colegios de cartógrafos levantaron un Mapa del Imperio, que tenía el Tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él. Menos Adictas al Estudio de la Cartografía, las generaciones siguientes entendieron que ese dilatado Mapa era Inútil y no sin Impiedad lo entregaron a las Inclemencias del Sol y de los Inviernos. En los Desiertos del Oeste perduran despedazadas Ruinas del Mapa, habitadas por Animales y por mendigos; en todo el País no hay otra reliquia de las Disciplinas Geográficas.

Este texto está en el relato corto de Borges del rigor de la ciencia.  En la narración se describe como el tamaño del mapa en papel acababa coincidiendo con el tamaño del terreno físico.

Se lo dedico a todos aquellos que en los proyectos de implantación de sistemas de gestión  se obsesionan por detallar tanto los requerimientos que redactando documentos acaban incurriendo igual o más horas que en la propia implantación del sistema… total para que luego el cliente te lo cambie todo.

 

 

¿Qué puedes hacer por tu cliente?

tender-la-mano
Después de una demo de producto, conversando con el comercial preventa que nos había hecho la presentación, salieron, como es habitual, los proyectos y clientes del producto en cuestión (o referencias como se les conoce en el argot).

Aparte de explicarme lo contentos que estaban sus clientes y lo bien que les había salido el proyecto (algo esperado), mi interlocutor me insistió en la excelencia de los productos y servicios de sus clientes, e incluso me sugirió que  creía que podríamos colaborar con ellos –sus clientes- ya sea directamente -como clientes de sus clientes- o incluso ofreciendo, nosotros, los productos/servicios de sus clientes a nuestros clientes.

Una vez que me despedí del comercial me quedé pensando en lo que acababa de hacer esa persona. No sólo había intentado vender sus productos y servicios, también quería vender los de sus clientes. Y tiene lógica, al final si su cliente hace negocio es muy probable que él mismo se vea beneficiado, y no estoy pensando en comisiones ni nada por el estilo, sino en el beneficio asociado a que a su cliente le vaya bien.

¿Es una muestra de  los nuevos usos y costumbres que nos están trayendo estos tiempos tan complicados?  ¿Colaboración vs pura competición?

En cualquier caso debo decir que captó mi atención y que ya estoy dándole vueltas a como concretarlo. No sólo en un sentido (nosotros  vender a nuestros clientes), sino también que nuestros clientes nos vendan a sus proveedores.

Son tiempos de tejer redes de cooperación y complicidad, ¿no?

 

***

Si este contenido te ha gustado te agradecería que lo compartieras y dieras difusión. Y por supuesto que estaré encantado de conocer tu opinión (en los comentarios mejor, así lo compartimos entre todos).
Y si necesitas ayuda o soporte en temas relacionados con los contenidos de este blog no dudes en contactarme. En cualquier caso gracias por tu visita y tiempo.

 

Foco en lo que no cambia

focus

Repasando mis notas sobre el libro Rework, escrito por J. Fried y D. Heinemeier, fundador y socio respectivamente de 37Signals (*), me encuentro este inspirador párrafo:

The core of your business should be built around things that won’t change. Things that people are going to want today and ten years from now.

Amazon.com focuses on fast (or free) shipping, great selection, friendly return policies, and affordable prices. These things will always  be in high demand.

 

Intento a mi práctica profesional (más allá de mi empresa)  y me surgen dudas y muchas ideas dispersas sobre conceptos como fiabilidad, conocimiento, seriedad, respetohonestidad, visión a largo plazo, … no sé formularlo sin que suene a una declaración vacía y buenista,  pero las directrices deben ir por ahí seguro. Al fin y al cabo la consultoría se basa en la confianza (mutua) y esos ingredientes son parte, irrenunciable, de la receta.

Y ya que estamos, Rework es un libro que siempre recomiendo. Sintético, directo (a veces es casi una sucesión de consignas) irregular, con altibajos (hay simples obviedades junto a reflexiones que te dejan pensando horas) pero que no creo que te vaya a dejar indiferente.
Aunque el libro parece más bien dirigido a los que se estén planteando empezar un negocio, creo que admite lecturas que pueden ser útiles en general.

 

(*) 37Signals, ahora llamada Basecamp, es una compañía de software pionera en ofrecer aplicaciones para trabajo colaborativo, CRM y gestión de proyectos en modo SaaS. BaseCamp es su aplicación más famosa y de ellos es muy conocido también Ruby On Rails, un entorno (framework) y lenguaje (Ruby) de desarrollo de aplicaciones Web.

 

***

Si este contenido te ha gustado te agradecería que lo compartieras y dieras difusión. Y por supuesto que estaré encantado de conocer tu opinión (en los comentarios mejor).
Si necesitas ayuda o soporte en temas relacionados con los contenidos de este blog no dudes en contactarme. En cualquier caso gracias por tu visita y tiempo.

Tipos de proyecto, visión resultadista

Al final, hay sólo unos pocos tipos de proyecto:

  • Proyectos Aspirina: los que arreglan problemas existentes.
  • Proyectos Vitamina: los que permiten conseguir beneficios nuevos.
  • Proyectos Veneno: los que crean problemas que no existían.
  • Proyectos Placebo: los que no tenían una justificación objetiva pero ayudan de alguna forma.

Ahí queda eso.

* * *

Si necesitas ayuda en temas relacionados con los contenidos de este blog no dudes en contactarme. En cualquier caso gracias por tu visita y tiempo.

Si este contenido te ha gustado te agradecería que lo compartieras y dieras difusión. Estaré encantado de conocer la opinión de mis colegas.

Uso de cookies

Este sitio web y subdominios asociados utilizan cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies