Multitenancy, ese difuso concepto

 

 

Según la definición que más me gusta del concepto Multitenancy, una aplicación de gestión SaaS además es Multitenancy si cumple simultáneamente:

  • Puede ser compartida por diferentes clientes.
  • Es capaz de adaptarse y evolucionar con los diferentes requerimientos de cada cliente.
  • Y al mismo tiempo ser viable, técnica y económicamente, para el proveedor.

 

Multitenancy, al mismo  tiempo que piedra angular que sostiene todo modelo viable de delivery SaaS de una aplicación de gestión, es un concepto que habitualmente se maneja con poco rigor y que puede ser confuso, porque, en mi opinión, no es un término absoluto sino relativo: una aplicación SaaS no es que, SI o NO, sea Multitenancy, sino que lo es más o menos en relación a otras con las que se compare.

 

Y ello es así por varias razones:

  • Adaptarse a diferentes requerimientos, manteniendo compatibilidades, tiene siempre un límite para una determinada aplicación. Entre dos aplicaciones SaaS, cuanto más lejos esté ese límite en una aplicación con respecto a otra, más Multitenancy es la primera. Soy consciente de que ese más lejos, en esta afirmación hay que definirlo bien en cada caso o comparación.
  • La viabilidad (capacidad de que sea rentable económicamente) para el proveedor vendrá dada, no sólo por la tecnología que use, sino también por lo buenos que sean sus procesos internos. Un proveedor SaaS podrá permitirse tener una tecnología menos preparada para el Multitenancy si es muy eficiente en sus metodologías y procesos de desarrollo, servicio al cliente, despliegue de versiones, etc.
  • Influye mucho las dispersión de funcionalidades requeridas por sus clientes. Cuanto más homogéneas y comunes, más fácil de compartir que será la aplicación. Es decir, en un entorno homogéneo las exigencias Multitenancy serán menores. Por eso las aplicaciones SaaS que quieran ser muy Multitenancy (siempre en términos relativos) deberán tender a verticalizarse, es decir a especializarse por funciones o sectores.

 

En conclusión, cuando evalúes una aplicación SaaS, la pregunta correcta no es si es o no Multitenancy, sino en qué grado lo es en relación al conjunto de aplicaciones evaluadas.

2 thoughts on “Multitenancy, ese difuso concepto

  1. Luis, siempre estoy aprendiendo contigo, pero esta vez no comprendí por qué el multitenancy es un concepto relativo a las otras aplicaciones evaluadas y no un concepto absoluto. Gracias y slds!

  2. Hola Miguel, pues es que no me debo haber explicado bien.
    Cuendo digo que es relativo me refiero a que cualquier aplicación que pueda ser accedida por Internet ya puede ser multitenancy en un cierto grado – otra cosa es que sea económicamente viable para el proveedor.

    Utilizando un ejemplo extremo: no tiene el mismo grado de Multitenancy una aplicación cliente servidor de los 90 a la que se accede vía citrix por ejemplo, que una aplicación desarrollada con las últimas arquitecturas de desarrollo Web y con un modelo de datos ya pensado para ser compartida por diferentes empresas, cada una con sus particularidades.
    La segunda es «(mucho) más multitenancy» que la primera. Y de ahí viene la falta de rigor de algunos proveedores, porque el de la primera podrá decir que es multitenancy sí, pero no es comparable obviamente.

    Gracias por el comentario. Espero haber aclarado la duda.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web y subdominios asociados utilizan cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies